Por qué usar el coche es más caro que moverse en bici

Lo primero que pensamos cuando comparamos el uso del coche con la bicicleta como medio de transporte en la ciudad son los factores medioambientales. El coche implica emisiones de gases que influyen en el cambio climático y son perjudiciales para nuestra salud, además del ruido que provocan. Pero además si lo miramos desde una perspectiva económica, la lista se hace más larga.
Según un estudio de la Universidad sueca de Lund, basándose en la urbe ciclista de Copenhague, afirma que  cada kilómetro en coche cuesta 0,50 euros, mientras que el mismo trayecto en bici sale por 0,08 euros. Y si valoramos el beneficio que obtenemos lo vemos aún más claro: un kilómetro en automóvil cuesta 0,15 euros, mientras que todos ganamos 0,16 euros por cada kilómetro realizado sobre dos ruedas.
Apuntado queda. Ahorramos en salud y en nuestro bolsillo.